Gimnasia abdominal hipopresiva

En nuestras clases de pilates tenemos algunas (consultar horarios) en las que la protagonista es la gimnasia abdominal hipopresiva  que se basa en la ejecución de posturas y movimientos que, puestos en práctica de manera correcta y supervisada por un profesional, logran una tonificación de la musculatura abdominal profunda y del periné.

La gimnasia abdominal hipopresiva especialmente indicada para mujeres en el posparto, deportistas y en periodo menopaúsico. Nunca debe hacerse ejercicios hipopresivos antes de los tres meses después del parto, hasta que el útero vuelva al tamaño anterior al embarazo. Lo apropiado es realizar esta gimnasia durante seis meses, dos clases a la semana, que además puedes aunar con pilates.

Los ejercicios hipopresivos consisten en un grupo de ejercicios que, combinados con diversas técnicas hipopresivas, a partir del control de la respiración y el diafragma se logra elevar las vísceras (útero, vejiga e intestinos) y así se disminuye la presión en las cavidades torácica, abdominal y pélvica.

Esta gimnasia abdominal hipopresiva, además, corrige la postura (con el embarazo se produce hiperlordosis, el aumento de la curva lumbar), coloca la columna sin dar presión abdominal, trabaja mucho los brazos y reduce la tensión del abdomen bajo. A veces el vientre caído se debe a problemas posturales (hombros caídos, tendencia a sacar tripa, cabeza adelantada, pies y rodillas en mala posición).

La respiración hipopresiva se realiza en apnea. De esta manera se estimula la apertura de las costillas y la succión abdominal.

Al principio es un poco complicada pero se aprende enseguida y sus beneficios se notan rapidamente

Beneficios de la gimnasia abdominal hipopresiva:

  • Reducir el perímetro abdominal aportando mejoras estéticas, posturales y funcionales.
  • Prevenir el debilitamiento del suelo pélvico en el posparto.
  • Regular los parámetros respiratorios.
  • Prevenir hernias inguinales, abdominales, crurales y vaginales.
  • Evita y frena la incontinencia urinaria.
  • Aumentar y regular los factores vascularizantes, y así prevenir y solucionar edemas y pesadez de piernas.
  • Prevenir lesiones articulares y musculares por la normalización del tono muscular general.
  • Proporcionar una eficaz protección lumbo-pélvica mediante la tonificación de la faja abdominal.